La ciencia del sexo

La respuesta sexual humana y el sexo como tal es un tema bastante interesante y asimismo complejo, pues aunque es el objeto de cientos de investigaciones siempre siguen apareciendo incógnitas ya que no es del todo sencillo dimensionar a plenitud todo lo que involucra. Teniendo en cuenta que muchos científicos han orientado su trabajo a intentar ofrecernos una buena serie de explicaciones en la relación sexo y cerebro, a continuación veremos unas cuantas verdades que han logrado establecerse en torno a este tipo de estimulación y por supuesto al placer.

Por otra parte se ha establecido que más que los vídeos eróticosu otro tipo de estímulo, para que ocurra un orgasmo el cerebro debe liberar completamente las sensaciones de bienestar y placer, por tanto se dice que el caso de la eyaculación precoz tiene mucho que ver con el estrés y la ansiedad.

La genética y el comportamiento sexual

Adentrarse en el cerebro humano permite descubrir como por ejemplo las hormonas tienen mucho o todo que ver en el comportamiento sexual de hombres y mujeres logrando ser determinantes para que por ejemplo las chicas en ciertos días del mes se encuentren más ansiosas por tener sexo y que por lo mismo los hombres las perciban mucho más atractivas y sensuales que otras veces.

Es así como se sabe que cuando las mujeres tienen un incremento en el nivel de estrógenos suelen generar mayor interés y que cuando se liberan grandes cantidades de dopamina y oxitocina es cuando se experimenta aquella sensación que identificamos como enamoramiento pues se dan las condiciones físicas para una relación en el plano afectivo.

Factores que influyen en el sexo

Sería un poco más sencillo si tratáramos de ver el sexo como actividad multidisciplinar, pues lo cierto es que para que tenga lugar intervienen factores asociados a la fisiología, al sistema nervioso, a las hormonas, a la psicología e incluso de condiciones socioculturales. Por lo anterior no es sencillo manejar a plenitud la explosión de la sexualidad, pues generalmente el sexo se asocia de manera inmediata con potencia y atrevimiento y la verdad es que se trata de condiciones mucho más profundas que son las que ciertamente nos diferencian de otras especies.

Finalmente concluimos con un punto realmente polémico que corresponde a las diferencias tan opuestas que suelen evidenciarse entre la visión del sexo que manejan hombres y mujeres, pues casi que por regla general las chicas suelen darle prioridad a lo que sienten durante el acto sexual mientras que los chicos se apegan más a lo que pudieron o no hacer, centrándose por consiguiente en el repertorio de posiciones, en la duración y todos aquellos detalles “técnicos” que les ayudan a sentirse los “mejores amantes”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *